Oil Guide: un aceite adecuado para cada tipo de piel

¿Qué aceite se adapta a mi piel?

Nuestra piel, el exterior de nuestro cuerpo, es nuestro órgano más grande. Nos protege de las influencias externas. Nos mantiene calientes. Y es un eslabón importante en la desintoxicación de nuestro organismo. Razón de más para cuidarla bien.

La piel consta de tres capas: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo. La capa más externa, la epidermis, es la capa sobre la que tenemos más influencia desde el exterior. La epidermis está compuesta por el estrato córneo, el manto ácido y el microbioma. La condición de estos tres juntos determina si su piel está en buenas condiciones o no.

Tipos de piel

Cada persona es única. Lo mismo ocurre con cualquier piel. La piel es un órgano vivo. Esto significa que puede cambiar bajo la influencia del clima, el estrés y muchas otras causas. Es muy posible que tu piel reaccione mejor a otros productos en verano que en invierno.

Para ayudarlo en su camino al elegir productos, en More hacemos una subdivisión en varios tipos de piel diferentes. La piel puede ser grasa, seca, sensible, mixta, normal o madura. Las propiedades específicas se aplican a cada tipo de piel. Donde una piel se beneficia más de un producto graso, otra piel necesita más productos hidratantes. Cada piel es diferente. Con el cuidado adecuado es posible mantener la piel sana y vital durante el mayor tiempo posible.

Piel grasa

Puede reconocer la piel grasa por la capa brillante en la piel. Este tipo de piel suele ir acompañada de granos y poros más grandes y produce mucho sebo. Esto hace que la piel brille más rápido. Y los poros pueden obstruirse. Esto puede conducir a las espinillas de nuevo. Un aceite secante funciona muy bien para este tipo de piel. Esto te permite nutrir la piel sin que el aceite deje una capa grasosa.

Leer más 

Piel seca

Puede reconocer la piel seca por la sensación de sequedad que causa la piel. Este tipo de piel produce poco sebo y está deshidratada. Los no aceites secantes se usan mejor para la piel seca. El aceite mantiene la piel flexible y en buenas condiciones.

Leer más 

Piel sensible

La piel sensible reacciona rápidamente a las influencias externas. Piense en el calor, el frío, la sequía, la alta humedad, el sol. Esto puede enrojecer la piel. La piel se siente tirante y por lo tanto pica rápidamente. Un aceite puede ayudar a hacer y mantener la piel resistente. Es importante verificar si su piel responde bien al aceite. Las pieles sensibles también pueden reaccionar a los productos totalmente naturales.

Leer más 

Piel mixta

La piel mixta es, como las palabras delatan, 'mixta' en tipo. La piel es en parte grasa y en parte seca. A menudo, los parches secos están en las mejillas. Las manchas de grasa se encuentran a menudo en la zona T: la frente, la nariz y la barbilla. Los aceites semisecantes son muy agradables para las personas con este tipo de piel.

Leer más 

Piel normal

¿Tu piel se ve fresca? ¿Y tu piel no es demasiado seca ni demasiado grasa? Entonces tienes la piel normal. Este tipo de piel está bien equilibrada. También se puede utilizar un aceite en el caso de este tipo de piel. El aceite de jojoba tiene mucha vitamina E y, por lo tanto, es ideal como aceite diario.

Leer más 

Piel madura

El envejecimiento es algo que vemos rápidamente en el estado de la piel. A medida que envejecemos, la elasticidad de la piel disminuye. Esto da como resultado la flacidez de la piel. La piel también puede volverse opaca y se pueden desarrollar manchas de pigmento. Con el cuidado de la piel adecuado, puede ralentizar este proceso. Para prevenir y/o remediar parcialmente la flacidez de la piel, puedes utilizar el aceite de rosa mosqueta. Este aceite promueve la elasticidad de la piel.

Leer más 

Tipos de aceite

Ponerse aceite en la cara a menudo se ve como algo que no se puede hacer. Sería demasiado grasoso y causaría granos. Esto no es muy correcto. Una vez más, depende del tipo de piel qué aceite funciona bien para la piel.

 
En More solo vendemos aceites vegetales. Estos aceites son naturales e ideales para nutrir la piel. Es importante saber que no todos los aceites son iguales. Los aceites, al igual que las pieles, tienen sus propias cualidades y propiedades. Se puede hablar de aceites secantes, semisecantes y no secantes.

Aceite secante

Este tipo de aceite se siente seco en la piel. Esto significa que el aceite no se siente grasoso en la piel. Este es un gran aceite para la piel grasa.

Aceite semiseco

Los aceites semisecantes son ideales para pieles mixtas. Este tipo de aceite funciona bien tanto para áreas secas como grasas de piel mixta.

Aceite no secante

Las pieles secas se benefician más de un aceite que no reseca. Un aceite que no seca ayuda a mantener el equilibrio de humedad de la piel. Esto mantiene la piel sana y elástica.

Usar el aceite

Puedes usar el aceite para lubricar tu cuerpo y rostro. Los productos naturales también pueden causar una reacción alérgica. Por lo tanto, antes de comenzar a usar el aceite, haga una prueba de parche frotando un poco de aceite en el codo o detrás de la oreja. Descubre cómo reacciona tu piel al aceite.

Puede esparcir el aceite sobre la piel seca, pero también sobre la piel seca con una toalla. En ese caso, la piel todavía está ligeramente húmeda. Cuando le pones aceite, bloqueas la humedad de tu piel con el aceite. De esta manera, se mantiene el equilibrio de humedad y tienes una piel bien nutrida gracias al aceite.

Cuando usa maquillaje, también puede quitarlo con aceite. Para ello, humedece un disco de algodón reutilizable y échale un poco de aceite. Pasa el disco sobre tu maquillaje como de costumbre. Incluso el maquillaje a prueba de agua se puede quitar de esta manera fácilmente y sin la intervención de productos químicos.

.

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario