Qué hacer con el acné

¿Qué es el acné y cómo se desarrolla?

Tu piel tiene pequeños orificios llamados poros que pueden bloquearse con grasa, bacterias, células muertas de la piel y suciedad. Cuando esto sucede, puede desarrollar una espinilla. Si su piel se ve afectada repetidamente por esta afección y desarrolla más granos o bultos rojos, es posible que tenga acné.

Existen diferentes formas de acné:

  • Acné vulgar, también conocido como granos de la juventud porque es una forma común de acné en adolescentes y adultos jóvenes.
  • El acné fulminante es una de las formas de acné en las que se observa un empeoramiento agudo del acné preexistente.
  • El acné neonatal es una forma de acné que se observa principalmente en niños pequeños o recién nacidos.
  • Acné inverso, donde las lesiones se desarrollan como inflamaciones subcutáneas en la piel de los pliegues cutáneos.
  • El acné conglobata, a menudo causado por la hormona masculina, es la forma de acné que persiste cuando el acné ha desaparecido en adolescentes y adultos jóvenes.

El acné es una de las afecciones de la piel más comunes en los Países Bajos. Si bien el acné no es una afección potencialmente mortal, puede ser doloroso, especialmente si es grave. También puede causar angustia emocional. Muchos jóvenes no desarrollan síntomas hasta más tarde en la vida, cuando han entrado en la pubertad. El acné en la cara puede afectar la autoestima y la autoestima y puede causar cicatrices físicas permanentes con el tiempo. Hay muchos tratamientos efectivos para el acné que previenen el acné y reducen el riesgo de cicatrices. En este blog hablaremos más sobre esto.

¿Cuáles son los síntomas del acné?


El acné se puede encontrar en casi todo el cuerpo. Los granos rojos y las protuberancias rojas generalmente se desarrollan en la cara, alrededor de la boca, en la espalda y el pecho o en los hombros. En lugares donde las bacterias pueden crecer libremente y donde la producción excesiva de sebo juega un papel importante en el desarrollo del acné. Cuando tienes acné, generalmente ves granos con una cabeza blanca o negra. Otra palabra para comedones de puntos negros se usa para nombrar estos granos como pústulas y granos. Los puntos negros se forman en la superficie de la piel, dándoles una apariencia negra debido al oxígeno en el aire. Los puntos blancos son inflamaciones debajo de la piel, lo que les da una apariencia blanca. Si bien los puntos negros son la lesión más común que se observa en el acné, también pueden ocurrir otros tipos de acné. Las lesiones inflamatorias aumentan el riesgo de cicatrices de acné. Estos incluyen:

  • Las pápulas son pequeñas protuberancias rojas y elevadas causadas por folículos pilosos inflamados o infectados.
  • Las espinillas son pequeñas espinillas rojas con pus en sus extremos.
  • Los nódulos son nódulos firmes, a menudo dolorosos, debajo de la superficie de la piel.
  • Los quistes son nódulos grandes debajo de la piel que contienen pus y suelen ser dolorosos.

¿Qué causa el acné?

El acné ocurre cuando los poros de la piel se obstruyen con grasa, células muertas de la piel o bacterias. En particular, la bacteria propionibacterium acnes causa los síntomas del acné. Cada poro de tu piel es la apertura de un folículo. El folículo consta de un cabello y una glándula sebácea (aceite). La glándula sebácea libera sebo (aceite), que fluye a través del cabello, sale del poro y llega a la piel. El sebo mantiene la piel tersa y suave. Uno o más problemas con este proceso de lubricación pueden causar acné. Puede ocurrir cuando:

  • Tus folículos producen demasiado aceite (producción excesiva de sebo)
  • Las células muertas de la piel se acumulan en los poros
  • demasiado crecimiento de bacterias que se acumulan en los poros

Estos problemas contribuyen al desarrollo de las espinillas.Un grano aparece cuando las bacterias (propionibacterium acnes) crecen en un poro obstruido y el aceite no puede escapar

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar acné?

Los mitos sobre lo que contribuye al acné son bastante comunes. Hay muchos hechos y mitos sobre el acné. Muchas personas creen que existe una relación entre el acné y la dieta. Se dice que los alimentos con un índice glucémico alto, como el chocolate o las papas fritas, contribuyen al acné. Si bien no hay respaldo científico para estas afirmaciones, existen ciertos factores de riesgo para desarrollar acné. Estos incluyen:

  • La influencia de las hormonas y los cambios hormonales causados ​​por la pubertad o el embarazo. En particular, la hormona masculina testosterona juega un papel en el desarrollo del acné.
  • Ciertos dispositivos médicos, como ciertas píldoras anticonceptivas o corticosteroides
  • Una dieta rica en alimentos con alto índice glucémico, azúcares o carbohidratos, como pan y papas fritas
  • Tener padres que tenían acné

Las personas con una afección de la piel como el acné que corren mayor riesgo de desarrollarla son los adolescentes y los adultos jóvenes. Durante este tiempo, el cuerpo está sujeto a cambios bajo la influencia de las hormonas. Estos cambios pueden causar un exceso de producción de sebo, lo que aumenta el riesgo de acné. El acné hormonal relacionado con la pubertad generalmente disminuye o al menos mejora cuando se es adulto.

¿Cómo se diagnostica el acné?

Si tiene síntomas de acné, su médico puede hacer un diagnóstico examinando su piel. Su médico identificará los tipos de lesiones y su gravedad para hacer la mejor elección entre los diferentes tratamientos para el acné. Incluso entonces, el médico puede determinar cuántos tratamientos se necesitan para evitar que los síntomas del acné empeoren.

¿Cómo se trata el acné?

Hay algunas actividades de cuidado personal que puede probar en casa para ayudar a prevenir los brotes y eliminar el acné. Los remedios caseros para el acné incluyen:

  • Evite la mala higiene limpiando la piel diariamente con un jabón suave para eliminar el exceso de grasa y suciedad
  • Lávate el cabello regularmente y mantenlo alejado de tu cara
  • Use maquillaje a base de agua o etiquetado como "no comedogénico" (no obstruye los poros)
  • No exprimir ni rascar las espinillas, que propagan las bacterias (propionibacterium acnes) y el exceso de grasa debido a la producción excesiva de sebo
  • No use sombreros ni cintas para la cabeza ajustadas
  • No toques tu cara

Aceites naturales para la piel

El aceite de Rhinicus también llamado aceite de ricino tiene un efecto limpiador y hace que la piel esté libre de poros. Debido a la baja masa molecular del aceite, penetra profundamente en la piel y tiene un efecto bactericida. Por este motivo, el aceite de ricino es un buen remedio para el acné (leve) y aporta un tono fresco a las pieles secas y sensibles. Para tratar los síntomas leves del acné, aplique un poco de aceite de ricino puro en la piel antes de acostarse con un algodón limpio. El aceite reducirá el enrojecimiento y la hinchazón de las manchas de acné con el tiempo. Para prevenir futuras imperfecciones, primero lávate la cara con agua tibia. Los poros se abrirán. Masajee una pequeña cantidad de aceite (solo unas pocas gotas) en la piel. Lo mejor es dejar que el aceite natural penetre durante la noche. Lávese la cara por la mañana y enjuague el aceite. Rosehipolie puede ayudar a prevenir el acné. La vitamina A del aceite de rosa mosqueta ayuda a prevenir la producción excesiva de sebo en la piel. Cuando la piel produce menos sebo, se previenen los puntos negros y otras impurezas de la piel como el acné.Además de prevenir el acné, el aceite también es particularmente efectivo para tratar las cicatrices del acné. En particular, las cicatrices oscuras (antiguas) del acné se desvanecen cuando se usa aceite de rosa mosqueta.

Medicamentos

Si lo anterior no ayuda con su acné, existen algunos medicamentos para el acné de venta libre disponibles. La mayoría de estos medicamentos contienen ingredientes que pueden ayudar a matar las bacterias (propionibacterium acnes) o reducir la producción excesiva de sebo en la piel. Algunos de estos medicamentos tienen un efecto antiinflamatorio. Estos incluyen:

  • El peróxido de benzoilo está presente en muchas cremas y geles para el acné. Se utiliza para secar las espinillas y los bultos rojos existentes y prevenir la aparición de nuevos. El peróxido de benzoilo también mata las bacterias que causan el acné (propionibacterium acnes)
  • El azufre es un ingrediente natural con un olor característico que se encuentra en algunas lociones, limpiadores y mascarillas.
  • El resorcinol es un ingrediente menos común que se usa para eliminar las células muertas de la piel.
  • El ácido salicílico se usa a menudo en jabones y acné. Ayuda a evitar que los poros se obstruyan y previene la producción excesiva de sebo.

A veces, las personas con una afección de la piel continúan experimentando síntomas a pesar de los diversos tratamientos para el acné. Si esto sucede, lo mejor es consultar a un médico sobre tratamientos para el acné dirigidos específicamente a su piel. Su médico puede recetarle medicamentos que pueden ayudar a reducir sus síntomas y prevenir las cicatrices del acné. Estos incluyen:

  • Los antibióticos tópicos u orales tienen un efecto antiinflamatorio y matan las bacterias que causan las espinillas. Por lo general, los antibióticos solo se usan durante un período breve para que su cuerpo no desarrolle una resistencia y sea propenso a las infecciones.
  • Las cremas como el ácido retinoico recetado o el peróxido de benzoílo suelen ser más fuertes que los tratamientos de venta libre. Trabajan para reducir el exceso de producción de sebo. El peróxido de benzoílo sirve como un agente bactericida que previene la resistencia de las bacterias que causan el acné a los antibióticos . También tiene propiedades antiinflamatorias y destructoras de comedones moderadas.
  • Las mujeres con acné hormonal pueden tratarse con píldoras anticonceptivas o espironolactona. Estos medicamentos regulan las hormonas que pueden causar acné al disminuir la producción de aceite.
  • La isotretinoína (Accutane) es un medicamento a base de vitamina A que se usa para tratar ciertos casos de acné nodular severo. Puede causar efectos secundarios graves y solo se usa cuando otros tratamientos no funcionan.

Su médico puede recomendar procedimientos para tratar el acné severo y prevenir las cicatrices. Estos procedimientos funcionan eliminando la piel dañada y reduciendo la producción de aceite. Contienen:

  • La terapia fotodinámica usa medicamentos y una luz especial o láser para reducir la producción de aceite y bacterias. Otros láseres solo se pueden usar para ayudar a mejorar el acné o las cicatrices.
  • La dermoabrasión elimina las capas superiores de la piel con un cepillo giratorio y es mejor para tratar las cicatrices del acné que para el tratamiento del acné. La microdermoabrasión es un tratamiento más suave que ayuda a eliminar las células muertas de la piel.
  • Una exfoliación química elimina las capas superiores de la piel. Esa piel se despega para revelar una piel menos dañada debajo. Las exfoliaciones químicas pueden mejorar las cicatrices leves del acné.

Su médico puede recomendarle que use inyecciones de cortisona si su acné consiste en quistes grandes. La cortisona es un esteroide producido naturalmente por su cuerpo. Puede reducir la inflamación y acelerar la curación. La cortisona generalmente se usa junto con otros tratamientos para el acné.

¿Cuál es el pronóstico para alguien con acné?

El tratamiento para el acné suele ser exitoso. La mayoría de las personas pueden esperar que el acné desaparezca en un plazo de seis a ocho semanas. Sin embargo, los brotes son comunes y pueden requerir un tratamiento adicional o a largo plazo. La isotretinoína es el tratamiento que proporcionará los resultados positivos más permanentes o duraderos. Las cicatrices del acné pueden causar estrés emocional y deteriorar la salud mental. Pero el tratamiento oportuno puede ayudar a prevenir la formación de cicatrices. Además, un dermatólogo o médico especialista tiene opciones de tratamiento diseñadas para tratar las cicatrices.

¿Cómo se puede prevenir el acné?

El acné es difícil de prevenir. Pero puede tomar medidas en casa para ayudar a prevenir el acné después del tratamiento. Por ejemplo:

  • lávate la cara dos veces al día con un limpiador sin aceite
  • usa una crema para el acné de venta libre para eliminar el exceso de grasa
  • evite el maquillaje que contenga aceite
  • quítate el maquillaje y limpia a fondo tu piel antes de irte a dormir
  • ducharse después del ejercicio
  • evite la ropa ajustada
  • alimentos saludables con un índice glucémico bajo
  • reducir el estrés
  • prevenir la falta de higiene

Hable con su médico o un profesional de la salud para obtener más información sobre las estrategias para tratar el acné.

Acne

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario